EL BAILE DEL TIEMPO

Hace semanas que Stella ensaya sus movimientos con gran precisión. Tiene el papel principal en uno de los clásicos del ballet romántico, adaptado por un coreógrafo contemporáneo para la ocasión.

Su compañía se subirá muy pronto a las tablas del Royal Albert Hall de Londres. A Stella le encanta el magnetismo de la sala. Bailará tan cerca de los espectadores que podrá sentir sus emociones: es un encuentro íntimo con cientos de personas. Con su caja y pulsera de acero bicolor, una estética ultrafemenina y la compleja técnica de un movimiento mecánico de cuerda automática como el calibre 80, el Mido Belluna Lady encarna a la perfección ese tipo de equilibrio sutil que tanto le atrae. No menos interesante le resulta la adición de madreperla en la esfera, tan fina como el vaporoso tul con el que bailará en el Royal Albert Hall, el templo de las artes escénicas en el que se inspira el Belluna Lady.

El ensayo ha terminado. Stella se apresura a vestirse y colocarse el Belluna Lady en la muñeca. "Es tan elegante que podría bailar sin quitármelo", piensa cautivada por el baile del segundero.