El amor es atemporal...