Preguntas más frecuentes

Preguntas más frecuentes

Loading...

Pedido Online

Tomamos todas las medidas para proteger y asegurar sus datos.Para mayor información puede consultar nuestro Aviso de Privacidad https://www.longines.com/es/aviso-de-privacidad

Tomamos todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus datos. Para más información, consulte nuestro Aviso de privacidad https://www.longines.com/es/aviso-de-privacidad

Le recomendamos que utilice las "instrucciones para el ajuste del brazalete" que encontrará en nuestra página web. https://www.longines.com/en-gb/media/wysiwyg/pdf/longines-sizing-es.pdf


Para cualquier consulta, puede contactar con nosotros en el teléfono +34 628 655 062 o en elemail e-commerce@longines.es

Por cualquiera de estos medios se le informará puntualmente de todos los requisitos necesarios para devolver la mercancía de forma segura y sin costo alguno para usted

General

Puede solicitar un catálogo en cualquier punto de venta y representante oficial. También puede hacer su solicitud en línea mediante nuestro formulario de contacto.

El manual de usuario está disponible en el apartado Customer Service, Descargas. También puede ponerse en contacto con uno de nuestros representantes oficiales en su país. 

Mido comercializa sus relojes exclusivamente a través de su red mundial de distribuidores certificados, cuyas direcciones se detallan en el apartado Concesionarios.
Además, los relojes de Mido se venden con una tarjeta de garantía debidamente cumplimentada en el punto de venta en la que figuran el número de serie y la referencia del reloj, junto con el nombre completo y la dirección del vendedor.
Si tiene alguna duda sobre el origen del reloj, puede ponerse en contacto con el centro técnico más cercano para solicitar un análisis completo de su reloj Mido.

Los relojes Mido se venden en exclusiva a través de su red mundial de distribuidores certificados. Encontrará la lista de distribuidores autorizados en el apartado Concesionarios.

Funciones del reloj

La precisión del reloj depende de los movimientos y los hábitos de quien lo lleva. La mayoría de relojes mecánicos (excluidos los cronómetros certificados) poseen una tolerancia de precisión media de entre -10/+30 segundos al día. Para obtener la categoría de cronómetro (vea la pregunta relacionada con los cronómetros), la precisión media del movimiento mecánico ha de ser del orden de -4/+6 segundos diarios. Un relojero cualificado de Mido puede ajustar la precisión del reloj dentro de las tolerancias de la marca.

La tolerancia de precisión de los relojes de cuarzo es de unos -0,5 a +0,7 segundos diarios (a excepción de los cronómetros de cuarzo certificados). La exposición a variaciones importantes de temperatura puede incidir levemente en los movimientos de cuarzo. 

La reserva de marcha de un reloj automático depende en primer lugar del tipo de movimiento. Cuando están totalmente armados, los movimientos de los relojes Mido tienen una reserva de marcha de entre 36 y 80 horas. La reserva de marcha también depende de los hábitos y la actividad de quien los lleva. A título indicativo, llevar el reloj puesto entre 10 y 12 horas diarias es suficiente para generar una reserva de marcha de 20 horas o más, lo que garantiza que el reloj seguirá funcionando toda la noche. Puede consultar más información sobre este tema en el apartado Cuidados del reloj. 

Un cronógrafo es un reloj que, además de indicar la hora, dispone de un mecanismo para medir y registrar un tiempo transcurrido por medio de un mecanismo de contador. Dependiendo del modelo, el tiempo medido aparece en una pantalla analógica con la hora, el minuto, el segundo e incluso una aguja o pantalla digital de 1/10 o 1/100 de segundo. Un cronómetro es un reloj con certificado oficial del COSC (Instituto Oficial Suizo de Control de Cronómetros) que confirma la exactitud del mecanismo tras haber sido sometido a ensayos en diferentes posiciones y a diferentes temperaturas durante un período de prueba de 15 días. La certificación puede otorgarse tanto a movimientos de cuarzo como a movimientos mecánicos.

Los relojes Mido son herméticos a presiones de 3 bares (30 m/100 pies), 5 bares (50 m/165 pies), 10 bares (100 m/330 pies) o 20 bares (200 m/660 pies), según se indica en el fondo de la caja del reloj.
La hermeticidad del reloj se comprueba en el laboratorio mediante pruebas realizadas a distintas presiones equivalentes a las que experimenta un nadador o buceador inmóvil en el agua a diferentes profundidades. No obstante, ciertas actividades acuáticas implican movimientos constantes y otros cambios ambientales que exceden los límites de las pruebas realizadas y que, por lo tanto, podrían incidir en la hermeticidad del reloj.
No es posible garantizar la hermeticidad del reloj indefinidamente ya que puede verse afectada por el envejecimiento de las juntas o por un golpe accidental. Tal como se indica en el apartado Cuidados del reloj, le recomendamos que solicite una revisión anual de la hermeticidad del reloj a un centro de servicio autorizado. También es recomendable que evite abrir el reloj en toda circunstancia y que no manipule la corona de ajuste de la hora ni los pulsadores (botones) cuando el reloj esté sumergido. Además, debe comprobar que la corona está en posición 1 (pulsada) o bien atornillada (según el modelo) antes de entrar en el agua.

Ambos tipos de movimientos son mecánicos, pero se cargan de un modo distinto. A los relojes de cuerda manual hay que darles cuerda manualmente todos los días por medio de la corona, mientras que los automáticos se cargan gracias a un rotor interno que responde a los movimientos de la muñeca. 

El bisel es un anillo regulable que está en la caja y que a menudo se usa para registrar datos adicionales como la duración de un acontecimiento o una segunda zona horaria. Un bisel bidireccional gira tanto hacia la izquierda como hacia la derecha. Un bisel unidireccional solo gira en un sentido para evitar que se mueva accidentalmente en la dirección errónea aportando lecturas equivocadas. Por ejemplo, cuando se está midiendo el tiempo de inmersión, los impactos o maniobras en falso solo pueden reducir los límites fijados previamente. Así se evita que el usuario sobrestime su reserva de aire o el tiempo de descompresión.
Para usar un bisel unidireccional para buceo, coloque el indicador principal del bisel (que inicialmente está en las 12 en punto) en la hora prevista para finalizar la inmersión. Cuando el minutero llegue al indicador principal, el tiempo de inmersión habrá finalizado. Por ejemplo, para una inmersión de 30 minutos que va a empezar a las 15:00, alinee el indicador principal del bisel con las 15:30 (las seis en punto) antes de lanzarse al agua. El minutero tardará 30 minutos en llegar al indicador principal del bisel, indicando así el tiempo de inmersión restante.

Como cualquier instrumento de alta precisión, un reloj necesita un mantenimiento periódico para garantizar un funcionamiento óptimo. La frecuencia de mantenimiento depende del modelo, del clima y de los cuidados que le otorgue. Como normal general, le recomendamos que lleve su reloj cada cuatro o cinco años a un centro técnico certificado para una revisión de mantenimiento.

Todas las operaciones de mantenimiento de su reloj deben ser realizadas por un centro técnico oficial. Cualquier reparación que no haya sido efectuada por un relojero autorizado invalidará la garantía. En el apartado Servicio Post-venta se encuentra una lista completa de los centros técnicos.

Los precios que figuran en el apartado Servicio Post-venta son orientativos. Este hecho se debe a que en muchos países la ley prohíbe fijar precios, por lo que cada centro técnico autorizado es libre de establecer sus propias tarifas de mantenimiento. No obstante, los precios recomendados para distribuidores son válidos en los países que tengan un centro técnico oficial perteneciente a Swatch Group Ltd.

Un taquímetro es un instrumento para medir la velocidad. Se trata de un cronógrafo con una esfera graduada en la que la velocidad puede averiguarse en kilómetros por hora, basado en una distancia de 1.000 metros. Cómo leer el taquímetro: Sólo se emplea el segundero del cronógrafo central. Para intervalos más largos, también se tendrán en cuenta las indicaciones de los contadores (minutos y horas). Ejemplo para calcular la velocidad de un coche: El cronógrafo indica que la distancia de un kilómetro se ha recorrido en 30 segundos. El punto correspondiente en la escala de taquímetro indica 120. La velocidad es por lo tanto de 120 kilómetros por hora.

Un bisel unidireccional sólo gira en una dirección para prevenir el peligro de una maniobra falsa. Esto es especialmente importante al emplearse para medir tiempos de inmersión ya que, incluso si el bisel es golpeado y desplazado, seguirá indicando sencillamente que el buceador tiene menos aire o tiempo de descompresión y no más.

Un cronógrafo es un reloj que, además de indicar la hora, dispone de un mecanismo para medir y registrar un tiempo transcurrido por medio de un mecanismo de contador. Dependiendo del modelo, el tiempo medido aparece en una pantalla analógica con la hora, el minuto, el segundo e incluso una aguja o pantalla digital de 1/10 o 1/100 de segundo. Un cronómetro es un reloj con certificado oficial del COSC (Instituto Oficial Suizo de Control de Cronómetros) que confirma la exactitud del mecanismo tras haber sido sometido a ensayos en diferentes posiciones y a diferentes temperaturas durante un período de prueba de 15 días. La certificación puede otorgarse tanto a movimientos de cuarzo como a movimientos mecánicos.

Los cronógrafos se usan para medir el tiempo transcurrido desde un momento dado. Por ejemplo, mediante la aguja del cronógrafo combinada con contadores de horas y minutos se puede determinar la duración de un encuentro deportivo. Por lo tanto, un cronógrafo posee dos sistemas de medición independientes: uno para indicar la hora y otro que mide periodos breves de tiempo.
Un cronómetro es un reloj mecánico de gran precisión que dispone de un certificado emitido por el COSC (Contrôle official Suisse des Chronomètres). El movimiento de un cronómetro pasa una serie de pruebas durante 15 días y 15 noches en diversas posiciones y a diversas temperaturas, además de pruebas de hermeticidad. Para obtener la categoría de cronómetro, la precisión media del movimiento mecánico ha de ser del orden de -4/+6 segundos diarios.
Un cronógrafo puede pasar a ser un cronómetro si cumple esa condición y obtiene el certificado emitido por el COSC.
El COSC también puede conceder la certificación de cronómetro para los relojes de cuarzo. En este caso, el movimiento debe estar equipado con un sistema electrónico que compense las variaciones de precisión provocadas por los cambios de temperatura. Los cronómetros de cuarzo se prueban durante 11 días en una posición y a tres temperaturas distintas. Estos cronómetros de cuarzo son hasta 10 veces más precisos que un reloj de cuarzo estándar (± 0,07 segundos diarios).

En un reloj, el taquímetro se utiliza para medir la velocidad media a lo largo de una distancia dada. Si precisamos más, se trata de un cronógrafo con una escala graduada en la esfera o el cristal, mediante la que se puede determinar la velocidad en kilómetros por hora partiendo de la base de una distancia de 1000 metros.
Para leer el taquímetro solo se usa la aguja central del cronógrafo. Inicie el cronógrafo y párelo cuando haya recorrido 1000 metros. En ese momento podrá comprobar la velocidad indicada en la esfera por la aguja central del cronógrafo. Por ejemplo, para calcular la velocidad de un coche: el cronógrafo indica que la distancia de 1000 m se ha cubierto en 30 segundos. La aguja central del cronógrafo marca 120 en la escala del taquímetro. Por lo tanto, la velocidad media durante esos 1000 m ha sido de 120 km/h.

El bisel es un anillo regulable que está en la caja y que a menudo se usa para registrar datos adicionales como la duración de un acontecimiento o una segunda zona horaria. Un bisel bidireccional gira tanto hacia la izquierda como hacia la derecha. Un bisel unidireccional solo gira en un sentido para evitar que se mueva accidentalmente en la dirección errónea aportando lecturas equivocadas. Por ejemplo, cuando se está midiendo el tiempo de inmersión, los impactos o maniobras en falso solo pueden reducir los límites fijados previamente. Así se evita que el usuario sobrestime su reserva de aire o el tiempo de descompresión.
Para usar un bisel unidireccional para buceo, coloque el indicador principal del bisel (que inicialmente está en las 12 en punto) en la hora prevista para finalizar la inmersión. Cuando el minutero llegue al indicador principal, el tiempo de inmersión habrá finalizado. Por ejemplo, para una inmersión de 30 minutos que va a empezar a las 15:00, alinee el indicador principal del bisel con las 15:30 (las seis en punto) antes de lanzarse al agua. El minutero tardará 30 minutos en llegar al indicador principal del bisel, indicando así el tiempo de inmersión restante.

Servicio de mantenimiento

Para determinar por qué se ha parado es necesario hacer un análisis detallado. Un movimiento de cuarzo requiere, como todos los movimientos, un mantenimiento periódico. Después de hacer un análisis minucioso, un relojero certificado puede concretar el motivo por el que se ha parado el reloj y establecer las medidas de mantenimiento adecuadas para solucionarlo.

El mantenimiento de su reloj depende en primer lugar de la disponibilidad de sus componentes. Garantizamos la disponibilidad de piezas de repuesto durante un mínimo de 10 años, 20 años en el caso de los relojes de oro, a partir de la fecha en la que finalizó la producción del modelo. Si por cualquier motivo se suspende o cancela la producción de una pieza concreta, nos reservamos el derecho a ofrecer al cliente una solución alternativa según su criterio. También nos comprometemos a hacer todo lo posible para mantener las piezas de colección y los relojes conmemorativos. 

Todos nuestros relojes disponen de una garantía de 24 meses a partir de la fecha de compra.
Las condiciones de la garantía están recogidas en el folleto de la garantía que se entrega junto con el reloj y se pueden consultar también en el apartado Servicio Post-venta.

Las revisiones de mantenimiento efectuadas en centros técnicos autorizados disponen de una garantía de 24 meses. La garantía no cubre el desgaste normal de las piezas ni los daños provocados por accidentes o la falta de los cuidados necesarios. La garantía queda anulada si un tercero no autorizado manipula el reloj.

Solo los centros técnicos que cumplen unos estrictos criterios de equipamiento y competencias pueden solicitar piezas de repuesto originales de Mido. De este modo, todos los clientes disfrutan de un servicio acorde con los estándares de excelencia de Mido. 

Campos Magnéticos: No exponga su reloj a campos magnéticos intensos como bocinas, un refrigerador o cualquier otro aparato electromagnético.


Golpes: En caso de un choque violento, deberá hacerle una revisión al reloj en un Servicio Técnico Autorizado.


Corona: Según el tipo de corona de su reloj, presiónela o gírela cuidadosamente para evitar infiltraciones de agua en el mecanismo.


Limpieza: Para las correas metálicas y las cajas herméticas, limpie su reloj con agua jabonosa y la ayuda de un cepillo de dientes. Seque el reloj con la ayuda de una gamuza suave.


Productos químicos: Evite todo tipo de contacto directo con disolventes, detergentes, perfumes, productos cosméticos, etc que podrían dañar la correa, la caja o las juntas de hermeticidad.


Temperatura: No exponga su reloj a cambios bruscos de temperatura (una exposición al sol seguida de una inmersión en agua fría). Evite también las temperaturas extremas superiores a 60ºC (140ºF) o inferiores a 0ºC (32ºF)

Estimado/a cliente/a:


Debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19), debemos extremar las medidas de higiene en nuestra vida diaria. Esto se aplica también a su reloj.


A continuación, encontrará una serie de recomendaciones que le invitamos a combinar con otras medidas de higiene estrictas, como lavarse las manos frecuentemente.


Para las piezas de metal, silicona, plástico y zafiro (el cristal del reloj o el fondo de algunos relojes):


  • Pase una toallita antipelusa desinfectante impregnada con solución hidroalcohólica, generalmente a base de alcohol desnaturalizado (una solución con una concentración de alcohol superior al 70 %).

  • Insista en las partes móviles, como los eslabones de la pulsera, o en las zonas desiguales.

  • Deje secar al aire, sin frotar. La toallita es de un solo uso y deberá desecharse inmediatamente.

Para las correas textiles, de piel, de caucho y de plástico con adornos, así como los cristales o fondos de polímeros:


  • Pase una toallita antipelusa húmeda con un poco de jabón. No utilice soluciones a base de alcohol, pues podrían dañar estos materiales de manera irreversible.

  • Insista en las partes móviles, como los eslabones de la pulsera, o en las zonas desiguales.

  • Deje secar al aire, sin frotar. La toallita es de un solo uso y deberá desecharse inmediatamente.

Estas medidas no pueden garantizar un nivel de desinfección suficiente para eliminar virus y gérmenes, especialmente en materiales delicados que no pueden limpiarse con una solución a base de alcohol, como la piel. Sin embargo, le ayudarán a mantener la higiene de su entorno.

Estimado/a cliente/a:


Debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19), debemos extremar las medidas de higiene en nuestra vida diaria. Esto se aplica también a su reloj.


A continuación, encontrará una serie de recomendaciones que le invitamos a combinar con otras medidas de higiene estrictas, como lavarse las manos frecuentemente.


Para las piezas de metal, silicona, plástico y zafiro (el cristal del reloj o el fondo de algunos relojes):


  • Pase una toallita antipelusa impregnada con solución hidroalcohólica, generalmente a base de alcohol desnaturalizado (una solución con una concentración de alcohol superior al 70 %).

  • Insista en las partes móviles, como los eslabones de la pulsera, o en las zonas desiguales.

  • Deje secar al aire, sin frotar. La toallita es de un solo uso y deberá desecharse inmediatamente.

Para las correas textiles, de piel, de caucho y de plástico con adornos, así como los cristales o fondos de polímeros:


  • Pase una toallita antipelusa mojada en agua con un poco de jabón. No utilice soluciones a base de alcohol, pues podrían dañar estos materiales de manera irreversible.

  • Insista en las partes móviles, como los eslabones de la pulsera, o en las zonas desiguales.

  • Deje secar al aire, sin frotar. La toallita es de un solo uso y deberá desecharse inmediatamente.

Estas medidas no pueden garantizar un nivel de desinfección suficiente para eliminar virus y gérmenes, especialmente en materiales delicados que no pueden limpiarse con una solución a base de alcohol, como la piel. Sin embargo, le ayudarán a mantener la higiene de su entorno.

Estimado/a cliente/a:


Debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19), debemos extremar las medidas de higiene en nuestra vida diaria. Esto se aplica también a su reloj.


A continuación, encontrará una serie de recomendaciones que le invitamos a combinar con otras medidas de higiene estrictas, como lavarse las manos frecuentemente.


Para las piezas de metal, silicona, plástico y zafiro (el cristal del reloj o el fondo de algunos relojes):


  • Pase una toallita antipelusa impregnada con solución hidroalcohólica, generalmente a base de alcohol desnaturalizado (una solución con una concentración de alcohol superior al 70 %).

  • Insista en las partes móviles, como los eslabones de la pulsera, o en las zonas desiguales.

  • Deje secar al aire, sin frotar. La toallita es de un solo uso y deberá desecharse inmediatamente.

Para las correas textiles, de piel, de caucho y de plástico con adornos, así como los cristales o fondos de polímeros:


  • Pase una toallita antipelusa mojada en agua con un poco de jabón. No utilice soluciones a base de alcohol, pues podrían dañar estos materiales de manera irreversible.

  • Insista en las partes móviles, como los eslabones de la pulsera, o en las zonas desiguales.

  • Deje secar al aire, sin frotar. La toallita es de un solo uso y deberá desecharse inmediatamente.

Estas medidas no pueden garantizar un nivel de desinfección suficiente para eliminar virus y gérmenes, especialmente en materiales delicados que no pueden limpiarse con una solución a base de alcohol, como la piel. Sin embargo, le ayudarán a mantener la higiene de su entorno.

Materials

PVD es el acrónimo inglés de «deposición física de vapor». Se trata de un proceso realizado al vacío que deposita partículas microscópicas mediante bombardeo o pulverización de iones para formar un revestimiento protector de un color específico en la superficie del producto. Así se obtienen finísimas capas (1 μm) de componentes libres de impurezas que poseen un alto nivel de dureza y cualidades hipoalergénicas. 

El titanio es un elemento metálico presente en la corteza terrestre. Puede encontrarse en forma de metal lustroso y brillante o como polvo de color gris oscuro o plateado. El titanio es un 50% más ligero que el acero y tiene una gran resistencia a la corrosión, ya que cuando queda expuesto al aire forma una dura película de óxido que hace frente a la corrosión y al agua salada.  El titanio es hipoalergénico porque no contiene níquel. 

Relojes Táctile

El Sea-Touch usa la presión del agua para indicar la profundidad. El reloj mide la presión absoluta (cantidad de aire en un lugar concreto) en la superficie y la utiliza como referencia para calcular las variaciones de presión subsiguientes.
Sobre la Tierra, una diferencia de presión de 1 hectopascal (hPA) corresponde a un cambio de altitud (ascenso o descenso) de unos 10 m. Bajo el agua, una diferencia de 1 hPA equivale a un incremento o una reducción de la profundidad de 1 cm. ¡Es una presión 1.000 veces superior! Por lo tanto, medir la presión del aire es totalmente distinto a medir la presión del agua. Por ese motivo, para medir la presión del agua se usan como unidades los bares (1 bar = 10 m). Los sensores de presión con los que están equipados la mayoría de los relojes táctiles no tienen la misma sensibilidad que los del Sea-Touch por lo que no permiten calcular la profundidad en el agua.